Cómo acelerar el ciclo de vida de una aplicación con el cloud y DevOps

Aplicaciones web, aplicaciones corporativas, aplicaciones para dispositivos móviles y tablets... El sector del software está experimentado un crecimiento espectacular en los últimos años y está provocando profundos cambios en los departamentos de IT: ahora, uno de sus principales objetivos es acelerar el ciclo de vida de las aplicaciones.

Tradicionalmente, tanto el despliegue de la infraestructura como las actualizaciones de código ralentizaban y frenaban el ciclo de lanzamiento y evolución de la aplicaciones. Ahora, en cambio, el cloud puede agilizar este proceso: tanto las pruebas de concepto como el testing, la integración continua, la monitorización y la gestión, pueden realizarse directamente en la nube de manera más rápida y eficaz.

Gracias al cloud, los recursos informáticos están al alcance del desarrollador en cuestión de minutos, lo que conlleva un aumento en la complejidad del entorno TI, que necesita de herramientas que permitan automatizar tareas complejas con una configuración mínima por parte del equipo de operaciones.
Estas tendencias aumentan la agilidad y reducen el riesgo.

El futuro de la programación de aplicaciones pasa por aquí: los desarrolladores deben ser capaces de desplegar, con un solo click, el entorno que les permita llevar a cabo todo el trabajo de prueba, lanzamiento y actualización en cualquier momento del día y desde cualquier lugar.

ORGANIZACIÓN, NO INFRAESTRUCTURA

Resuelves un problema y aparece otro: este es el día a día de un desarrollador. A la velocidad que avanza el código de una aplicación, las fases del desarrollo se solapan cada vez más con las fases de la operación: ambas se alejan de la previsibilidad y avanzan hacia la experimentación y la velocidad.

Pero el cloud también se puede desarrollar.

Esto significa que el sistema de alojamiento y de redes puede progresar de la mano de la arquitectura de la aplicación, de forma programada. El reto aquí es asegurar que los equipos de sistemas y de desarrollo trabajan conjuntamente en este entorno acelerado e impredecible, y que entienden a la perfección todas las fases del ciclo de vida de la aplicación.

Y hay una palabra para esto: DevOps.

EL CLOUD, EN EL CORAZÓN DE DEVOPS

Tal y como hemos explicado anteriormente en este blog, existen muchas definiciones distintas de DevOps, pero lo fundamental de dicho concepto es que, en el centro, hay una empresa ágil e integrada que facilita la aceleración del ciclo de vida de la aplicación y, al final, un reto básico: la evolución continua.

El cloud está en el corazón de este proceso. Algunos de los principios básicos de DevOps –pruebas automatizadas, entregas e integración continuas– no son posibles sin la nube, que facilita la agilidad y fiabilidad necesarias para olvidarnos de cómo reaccionar ante los problemas y centrarnos en cómo el departamento de TI puede añadir valor y funcionalidad.

Si el cloud es el terreno de juego, DevOps es el dibujo táctico que los jugadores siguen como equipo para ganar. Es la estrategia que permite al desarrollador marcar los tiempos y al departamento de TI pasar del soporte al valor añadido.

eBook: Introducción a DevOps. Qué es y cómo aplicarlo

DevOps implica una actitud, tiempos
y soporte completamente nuevos.”

Fuente: Introducción a DevOps

Descarga el eBook aquí

Contenidos relacionados:

Contacta con nosotros

Habla con nuestro equipo

Para peticiones comerciales, ponte en contacto con nosotros en el 902 884 633. Te atenderemos de lunes a viernes, de 9.00 a 18.00 horas.

Si eres cliente de Claranet y buscas soporte técnico, contacta con nuestro Centro de Soporte de Soluciones en el 902 884 622.